Tres cosas que hay que tener en cuenta a la hora de elegir cocheras con estructura de madera

Publicado el 01 de enero de 1970

cocheras con estructura de madera

Tres cosas que hay que tener en cuenta a la hora de elegir cocheras con estructura de madera

Uno de los tipos de cobertizos para coches más populares es el de madera. Las cocheras se construyen a menudo al aire libre porque protegen a los coches de elementos naturales como la nieve, la lluvia y el viento. Los kits de cocheras pueden comprarse y construirse en casa. Estas opciones de refugio tienen muchas ventajas e inconvenientes, pero todas pueden resultar útiles y valiosas. Las marquesinas son muy duraderas y resistentes, y a menudo protegen a los vehículos de las inclemencias del tiempo. La mayoría de las cocheras son también resistentes al fuego, lo que las convierte en una excelente opción para quienes desean proporcionar seguridad adicional a sus vehículos.

El coste de un carport puede venir determinado por su tamaño, estilo y materiales utilizados en su construcción. Un carport grande, que a menudo se construye sobre un edificio alto u otra estructura elevada, costará naturalmente más que un refugio más pequeño. Los carports también pueden variar de precio en función de si incluyen o no el equipo para instalarlo por su cuenta. Si usted es hábil en la construcción de estructuras más pequeñas, la compra de un kit de bricolaje puede ser una buena opción. Sin embargo, los carports que se instalan por cuenta propia suelen requerir la compra de herramientas, una buena cantidad de experiencia y una buena cantidad de tiempo.

Muchas cocheras ofrecen ventajas adicionales, como la protección del contenido de su vehículo. La mayoría tienen puertas integradas, que no sólo protegen su vehículo, sino que también impiden el paso de los elementos. La mayoría vienen con mecanismos de cierre, y a veces incluso con funciones de acceso remoto que le permiten entrar en su coche o garaje desde un lugar diferente sin necesidad de abrirlo. Algunos vienen con aislamiento añadido para proteger su casa, mientras que otros proporcionan mayor seguridad para su propiedad.

A la hora de elegir una marquesina, hay que tener en cuenta una serie de factores. En primer lugar, ¿cuánto mantenimiento está dispuesto a asumir en el proyecto? Si está pensando en hacerlo usted mismo, debe tener en cuenta el tiempo y los gastos a la hora de decidir si un carport con estructura de madera es una opción razonable para usted. Si necesita servicios adicionales, como un instalador o un contratista, éstos también pueden aumentar el coste del proyecto.

Su segunda consideración debe ser el tipo de madera que utilizará para su estructura. Los tipos más populares son la madera tratada a presión o las fibras de madera. El tipo de polietileno o HDF es la mejor opción para un carport ya que ofrece la mayor resistencia. El problema de la madera de polietileno o HDF es que tiene tendencia a crecer y encogerse una vez expuesta a las condiciones meteorológicas. Esto puede dar lugar a un abultamiento, que no es fácil de arreglar una vez que se forma, lo que lleva a una situación muy antiestética y posiblemente insegura.

Si decide encargar la instalación del carport a un profesional, deberá preguntar por los materiales y métodos de instalación. El tipo de instalación más utilizado es el de tornillos y anclajes simples. Aunque este método es eficaz y puede ahorrarle dinero, limita los tipos de instalación que puede hacer usted mismo. Puede acabar con una estructura débil y sin protección contra las condiciones meteorológicas adversas.

La tercera consideración debe ser el precio de la marquesina. Los carports pueden ser desde muy asequibles hasta muy caros, por lo que debería dedicar algún tiempo a comparar precios para asegurarse de que obtiene lo máximo por su dinero. Los carports de madera suelen ser más caros que los de metal, pero esto se debe sobre todo al material y a la mano de obra necesarios para su instalación.

Su decisión final puede depender de lo que quiera en un cobertizo para coches. Puede que sólo necesite una protección adicional contra los elementos, o puede que necesite características adicionales, como espacio extra para el equipo. Hay cocheras de todas las formas y tamaños, así que asegúrese de elegir la que mejor se adapte a sus necesidades. La madera es el material más fácil y duradero, pero puede ser más caro que otras opciones.