Los precios de las cabañas de madera son baratos pero podrían ser mejores

Publicado el 01 de enero de 1970

Las cabañas de madera se consideraban antes un gasto para la clase alta. Estaban fuera de su alcance y no se construían con frecuencia, lo que las dejaba fuera del alcance de quienes dependían de ellas para llevar una vida cómoda. Los que podían permitírselas estaban muy satisfechos con ellas. Algunos incluso las hacían diseñar a la perfección, con interiores fastuosos y todo el lujo y el confort que eran posibles en aquella época. Hoy en día, las cabañas de madera pueden conseguirse a precios razonables, si se sabe dónde buscar.

cabañas de madera baratas

El precio de las cabañas de madera está directamente relacionado con el material del que están hechas. Por ejemplo, una cabaña de troncos construida con madera pura de ciervo costará más que una construida con roble. Pero también hay muchos otros materiales que se pueden utilizar para hacer una cabaña de madera. La madera contrachapada, por ejemplo, es más barata que la mayoría de las maderas, pero no durará tanto. Y aunque el cedro sea el más caro, tampoco es necesariamente el mejor material.

Una forma de conseguir cabañas de madera baratas es comprarlas de segunda mano. Hay muchos lugares que se especializan en la venta de madera vieja. Estas cabañas suelen estar en buen estado y aún les queda algo de vida útil. Si compras con inteligencia, puedes encontrar una cabaña de madera usada de calidad decente por menos de cien dólares. Sin embargo, antes de hacer esa compra, asegúrese de que la cabaña de madera que está comprando es segura y sólida.

Sería una buena idea construir tu cabaña tú mismo en lugar de comprarla. Te llevará más tiempo, pero podrás participar en la construcción. También puedes dejarte aconsejar por personas con experiencia, sobre todo por aquellas que ya han construido cabañas. Siempre es una buena idea echar un vistazo a tu cabaña, e intentar imaginar cómo sería si tuvieras un decorador de interiores, o incluso un arquitecto paisajista. El diseño de interiores puede influir en el estilo de su cabaña de madera, por lo que merece la pena dedicar tiempo a estudiar esta posibilidad.

Construir tu propia cabaña de madera también es una gran idea si buscas una alternativa más ecológica. Algunas empresas que venden cabañas de madera incluyen un servicio para construirlas, o al menos proporcionan planos para ello. Puede que no sean exactamente como las querías, pero se acercarán más a tu visión de una cabaña de madera buena y barata. Si decide construir la suya propia, puede incluso utilizar piezas recicladas para mantener el precio de su cabaña de madera lo más bajo posible.

Si decide comprar una cabaña de madera barata, puede seguir construyéndola, pero con un coste ligeramente superior. Construir tu propia cabaña te proporciona flexibilidad de diseño. No tendrá que preocuparse por recortar la calidad de los materiales, como haría si comprara una de la estantería. Una cabaña de madera hecha a medida estará fabricada con madera de calidad y tendrá mejor aspecto durante más tiempo que una cabaña de madera fabricada a bajo precio.

También puedes conseguir cabañas de madera construidas en kits. Se pueden adquirir en la mayoría de las madererías y tiendas de artículos para el hogar. Incluso hay kits disponibles en Internet. Cuando compras un kit de cabaña de madera, recibes todas las piezas necesarias para montarla. Esto hace que el proceso sea más fácil y menos costoso que si compras las piezas por separado.

Las ventajas de construir una cabaña de madera superan con creces los inconvenientes. Una vez que haya construido una usted mismo, se dará cuenta de lo satisfactoria y agradable que ha sido la experiencia. No sólo podrá disfrutar de la belleza de su creación, sino que también podrá ahorrar dinero en electricidad y agua. Es una forma estupenda de ahorrar dinero y llevar una vida más sencilla.