La humilde historia de las casas rodantes

Posted Jan 01, 1970, Category: Producción de cabinas

Todo tiene su origen, y lo mismo ocurre con las casas móviles. En esta serie de artículos del blog, en Eurodita nos gustaría arrojar algo de luz sobre las historias de las construcciones de madera que construimos. Es fácil olvidar que cabañas de madera, casas de madera y casas móviles no han estado aquí siempre y por eso, junto con nuestros socios, queremos profundizar en las historias de estos edificios.

Empezaremos con las humildes casas móviles. El primer concepto de casa móvil surgió en Estados Unidos, en los albores de los viajes motorizados y las carreteras. Primero surgió como una forma de remolque, una casa portátil sobre ruedas en la que el propietario podía alojarse mientras estaba de viaje, o parar en algún lugar como sustituto de una tienda de campaña. El remolque siempre iba unido al vehículo y sólo más tarde se convirtió en el remolque motorizado individual que conocemos hoy en día. El énfasis de este tipo de casa móvil estaba en su movilidad y en la posibilidad de trasladarla a otro lugar sin problemas.

En los años 50, este concepto empezó a cambiar. Las casas móviles empezaron a comercializarse como viviendas semipermanentes, con más mobiliario en su interior y menos movilidad. Se convirtieron en algo parecido a una casa de verano o una forma de alojamiento más barata. Las casas móviles se volvieron más difíciles de trasladar, pero aún no adquirían la imagen completa de vivienda permanente que tienen ahora. Con el paso de las décadas, el tamaño de las casas móviles aumentó considerablemente y, en la década de 1970, ya eran prácticamente bienes inmuebles.

En ese momento, pasaron a llamarse casas prefabricadas y se anunciaron como una alternativa más barata y preconstruida que la construcción de una casa completa. A partir de entonces, las casas móviles empezaron a colocarse en conglomerados de los mismos tipos de casas, también conocidos como parques de casas móviles. En estos parques, los propietarios de las casas móviles podían vivir en comunidades, no muy diferentes a vivir en un suburbio o en una comunidad cerrada. Sin embargo, a estas alturas, la movilidad original de las casas móviles prácticamente ha desaparecido, ya que empezaron a construirse de forma permanente sobre cimientos de hormigón y se eliminaron los ejes y las ruedas. La casa móvil ha adquirido la imagen que tiene hoy en día: un alojamiento barato y permanente.

Las casas móviles no tienen una larga historia, pero eso no impide que sus propietarios las amueblen a su gusto. Hay muchos diseños, por dentro y por fuera, en los que la casa móvil puede venir, mientras que el cliente puede elegir el aspecto, el tamaño y la planificación interior del lugar. Nosotros, como proveedores de casas móviles puede dar fe de ello. La demanda de casas móviles de madera laminada no deja de crecer, ya que proporciona un poco más de calidez de la naturaleza que una casa móvil clásica. Nuestro catálogo está lleno de opciones de tamaño y diseño, y además aceptamos pedidos a medida. Podemos proporcionar elegantes casas móviles a medida para una familia, así como para un solo individuo.

Las casas móviles también se utilizan como refugio de verano y lugar de acampada. Pueden sustituir de lleno a las cabañas de pesca y caza, y pueden aislarse si es necesario. Aunque la casa móvil ha recorrido un largo camino desde su movilidad original en la carretera, ahora sirve como opción económica para el alojamiento permanente o con fines recreativos. Sólo cabe esperar que la humilde casa móvil siga encontrando su hueco en el mercado.