Autoaislamiento durante la pandemia: cómo pueden ayudar las cabañas de madera

Posted Jan 01, 1970, Category: Consejo

Este año 2020 ha sido y sigue siendo un viaje turbulento. La pandemia mundial que aún recorre los continentes ha cambiado la vida de muchas personas. El aspecto más importante que ha cambiado es la vida laboral. La necesidad de distanciamiento social ha provocado una oleada de trabajo desde casa; una oficina, al fin y al cabo, es un lugar donde nos mezclamos estrechamente, durante largos periodos de tiempo. Aunque trabajar desde casa parece una gran idea -se acabaron los madrugones, los desplazamientos, la libertad de hacer tu propio horario- también conlleva importantes retos.

El principal reto es el espacio para trabajar sin interrupciones. Muchas personas, sobre todo las que tienen familia, no pueden permitirse el lujo de tener un espacio de trabajo separado. Cuando el trabajo requiere silencio, en el caso de las llamadas en línea o la escuela, tampoco es siempre una opción, especialmente cuando hay niños pequeños de por medio. Además, hay personas que necesitan equipos especiales que ocupan espacio. Bancos de trabajo, mesas grandes para dibujar, pizarras blancas, etc.: todo este equipamiento requiere un espacio que puede ser difícil de conseguir.

En este post, desde Eurodita queremos contribuir a ofrecer soluciones a al menos algunos de estos problemas con lo que mejor sabemos hacer - cabañas de madera laminada. Nuestros productos pueden ofrecer grandes formas de autoaislamiento para el trabajo o la vida.

Separar el espacio

Existe una teoría sobre la productividad que constata la importancia de separar los espacios para los distintos tipos de actividades. Normalmente, esto se consigue simplemente yendo a esos lugares, fuera de casa: trabajo, gimnasio, entretenimiento, descanso. Al cerrarse la mayoría de las instalaciones que apoyan estos hábitos de vida, también desapareció la división entre espacios. Esta separación ayudó a nuestro cerebro a concentrarse en la tarea que le corresponde. Estando en el trabajo es más fácil concentrarse en dicho trabajo, estando en el gimnasio - en el ejercicio y así sucesivamente.

Ahora nos toca dividir nuestros espacios y ocuparnos de nuestra propia productividad. Y la mejor manera de hacerlo es dividir nuestra casa en espacios separados y dedicados. Esto puede ser un reto, especialmente si no hay espacios separados para el trabajo o el ejercicio. Ahí es donde entran las oficinas de jardín de madera laminada.

Autoaislamiento durante la pandemia: cómo pueden ayudar las cabañas de madera

Oficina del jardín

Una idea de oficina en casa que puede ser una solución versátil. Un espacio separado en el jardín -una cabina de trabajo, por así decirlo- puede mantener la productividad en niveles elevados, sin obstaculizar la vida en el hogar. Las oficinas de jardín de nuestro catálogo pueden contener todas las herramientas necesarias para el trabajo de oficina: escritorios, estanterías, ordenadores, incluso bancos de trabajo y mesas de dibujo. Para los profesores, es perfectamente adecuado para dirigir un aula a distancia, con espacio suficiente para montar una pizarra.

Las oficinas de jardín también son ideales para mantener la privacidad. Con puertas de alta calidad que se pueden cerrar con llave y las buenas propiedades de aislamiento acústico de la propia madera, proporcionarán el lugar perfecto para un espacio silencioso y privado. La vida laboral también puede ser difícil en la oficina, y un espacio privado de este tipo seguramente ayudará a aumentar la productividad.

Autoaislamiento durante la pandemia: cómo pueden ayudar las cabañas de madera

Escuela de jardinería y sala de juegos

Los beneficios de una sala de jardín o una oficina de jardín no se detienen en el trabajo general. La escuela se ve igualmente afectada por esta pandemia mundial, y los alumnos que están estudiando ahora se enfrentarán a grandes retos en el futuro debido a la interrupción del curso escolar. Esto puede mitigarse con la creación de un espacio de aprendizaje adecuado para ellos en casa. Los niños en edad escolar deberían beneficiarse de una sala de jardín, donde puedan aprender en línea sin interrupciones. Una sala de jardín de madera laminada creará ese espacio y proporcionará tiempo suficiente para las tareas escolares, los deberes y otras actividades relacionadas con el aprendizaje.

Los niños más pequeños que ya no tienen acceso a las guarderías también pueden beneficiarse de la sala de jardín. Se puede crear una zona de juegos segura y aislada, provista de todo lo que los niños necesitan para no aburrirse: juguetes, equipos necesarios para su afición favorita, entretenimiento visual, juegos, etc. Creará la sensación de separación entre el jardín de infancia y el hogar real. Además, permitirá a los niños mantenerse ocupados de forma segura, en un solo lugar.

Reflexiones finales

En nuestro próximo post, también hablaremos de cómo elegir los mejores kits de cabañas para su oficina en casa o su escuela. Aquí nos hemos centrado en las salas de jardín, pero hay muchas otras opciones, cada una de ellas adecuada para diferentes situaciones. Esperamos que nuestros socios y clientes finales se mantengan a salvo durante estos tiempos difíciles y encuentren la forma de gestionar su vida laboral y doméstica. Sólo podemos esperar ayudar en lo que podamos.